ASTROLOGIA DE LA FIGURA DE ASPECTOS – HUBER

 

Del análisis a la síntesis

 

 

astrologia-300x187

En las últimas décadas, muchos astrólogos han ido más allá de las aplicaciones Psicológico-analíticas de la astrología y han iniciado la búsqueda de nuevos métodos que permitan una comprensión más global del ser humano. En este proceso se han dado cuenta de que incorporar nuevas técnicas psicológicas a la astrología sirve de muy poco si, al mismo tiempo, se continúa atascado en las antiguas aplicaciones exclusivamente analíticas de los símbolos astrológicos.  De lo que se trata es de desarrollar métodos visualmente comprensibles, mucho más en sintonía con las necesidades del ser humano actual y fácil de asimilar. Este nuevo desarrollo exige un cambio en la forma de pensar que tenga en cuenta las leyes del desarrollo espiritual, unas leyes que están estrechamente conectadas con el pensamiento evolucionista esotérico.

Este cambio en la forma de pensar requiere pasar del análisis a la síntesis, esto es, del detalle a la globalidad. De este modo se origina un pensamiento en el que la estructura
y el contenido, la expresión y la cualidad, y la forma y el color equilibran la balanza. A la capacidad analítica, que se ocupa de la comprensión de todos los detalles (Mercurio), se le debe añadir el pensamiento simbólico gráfico y visual (Júpiter). El ser humano sólo será capaz de establecer las relaciones entre la globalidad y los detalles, y de comprender su sentido, mediante el funcionamiento conjunto de ambas formas de pensamiento. En otras palabras: la herramienta necesaria para la comprensión de las interconexiones y el significado interno de los acontecimientos es el pensamiento global u holístico.

Desde sus orígenes, la astrología siempre se ha ocupado de la interpretación de símbolos. Los símbolos son formas externas y visibles de realidades espirituales y su estudio nos conduce hacia el interior, es decir, nos permite pasar de la comprensión conceptual externa de una cosa hacia la percepción de su significado interno. El hecho de que alguien tenga la capacidad de ver la realidad que se encuentra detrás de las formas aparentes y de comprender su sentido es una indicación de que su intuición ha despertado.

 

 

vortice

 

Hemos podido constatar que este despertar de la intuición es algo que se produce de forma casi automática en las personas que estudian psicología astrológica:
desarrollan la capacidad de penetrar a través de la forma hasta llegar a la verdad subjetiva. El estudio de la astrología les ayuda a desarrollar un pensamiento holístico y espiritual, aumenta la afluencia de la intuición y fomenta la reacción sensitiva ante la esencia humana. En realidad existen diferentes métodos para despertar el funcionamiento de la intuición pero uno de los más eficaces y provechosos es el
estudio y la interpretación de los símbolos astrológicos.
Globalidad y síntesis
Antes de entrar de lleno en el estudio del método astrológico que nos permitirá realizar una interpretación global del horóscopo, queremos definir con detalle el término
“síntesis”. Sintetizar significa reunir todo un conjunto de energías dispersas o divergentes y hacer con ellas un todo orgánico. Si somos capaces de ver y comprender el conjunto de las diferentes partes como una globalidad o como una unidad de funcionamiento, estaremos obteniendo una visión global sintetizadora. Pero, para poder tener una buena visión global hay que tomar la distancia suficiente, lo cual, en términos psicológicos, significa que hay que tener objetividad, neutralidad e impersonalidad.

 

Desde la distancia adecuada podemos darnos cuenta de que, en realidad, partes aparentemente inconexas están interrelacionadas y forman un único conjunto. Desde la suficiente altitud podemos obtener una visión general de grandes espacios que nos permite tomar conciencia de aspectos imposibles de percibir desde la perspectiva
del suelo. Por su propia naturaleza, la astrología nos ofrece un punto de observación verdaderamente superior: nos proporciona una perspectiva cósmica. Como se fundamenta en la ley de la analogía, refleja el orden cósmico en nosotros y en nuestro mundo, y nos enseña a considerarnos una parte del Todo.
El concepto de globalidad y síntesis puede y debe convertirse en realidad en nuestros días. Los métodos analíticos ya no son suficientes para la comprensión de la realidad del ser humano. En todas partes se habla de globalización, de redes y de las interconexiones entre la naturaleza, el ser humano y el cosmos. Poco a poco se
va imponiendo una verdad: sólo somos una pequeña parte de una inmensa red de relaciones cósmicas que lo abarca y lo interconecta todo.Todo organismo (y, por
lo tanto, también todo ser humano) es un ser vivo individual pero, al mismo tiempo, también es parte integrante de un gran Todo. Para comprender esto debemos
cultivar y desarrollar una nueva conciencia global que nos permita percibir las múltiples cualidades de esas interrelaciones.

La ley del amor y de la inclusividad
Desde otro punto de vista, la síntesis está relacionada con la ley de la inclusividad, es decir, con la ley del amor o de la razón pura. La síntesis tiene que ver con el pensamiento en términos de “no sólo… sino también…” (el pensamiento del ser humano moderno y de la era de Acuario que conduce a la experiencia de la globalidad) y descarta el pensamiento en términos de “o… o…” (el pensamiento del pasado que excluye y separa las partes entre sí). La experiencia de la globalidad requiere profundizar en las leyes cósmicas pero también percibir y dar importancia a los detalles.
Esto es precisamente lo que enuncia la ley hermética, una ley enormemente importante tanto en astrología como en todas las enseñanzas esotéricas:“Como es arriba, es abajo” o “Como es adentro, es afuera”. Esta ley, también conocida
como la ley de la analogía, nos permite reconocer las interconexiones entre lo grande y lo pequeño y, de esta forma, nos ayuda a comprender el sentido y el significado de nuestra existencia.
Lo mismo ocurre con nuestro horóscopo: en él lo grande se une con lo pequeño. Es la imagen de un amplio y completo sistema de referencia microcósmico y macrocósmico
que contiene todo lo que tiene que ver con nuestra vida, y en el que todas las partes interaccionan entre sí. Como seres humanos, sólo podemos hacernos una ligera y remota idea de la grandeza y la profundidad de esta interacción funcional: sólo podemos presentirla tenuemente y sentirnos conmovidos por ella. Esta perspectiva
nos hace más humildes y nuestro pequeño intelecto analítico regresa al lugar que le corresponde.
Contribución a un nuevo pensamiento
Las reglas para la comprensión de la estructura de aspectos son una contribución esencial a estos nuevos desarrollos. La nueva “astrología de la figura de aspectos” ofrece un modelo conceptual completo que permite obtener una comprensión global del individuo. En este modelo, el acercamiento al horóscopo se realiza en primer lugar de una forma psicosintética y en segundo lugar con criterios analíticos. La interpretación de la figura de aspectos nos revela la estructura de conciencia del individuo y nos da una idea de su motivación esencial en la vida. Esto nos permite acercamos a comprender su globalidad. La astrología del Nodo Lunar (18) también aumenta la comprensión del ser humano como globalidad. A través del trabajo
con tres horóscopos, esta astrología nos permite obtener una comprensión tanto del pasado como del presente de la persona y, también, tener en cuenta su personalidad-
sombra (horóscopo del Nodo Lunar).

 

Esta nueva dirección en la astrología está en consonancia con el proceso de evolución y con el espíritu de la nueva era.

 

 

 


Las conexiones pueden verse en la siguiente cita del
libro Magia Blanca de Alice A. Bailey (8), (p. 320). 

Es asombroso comprobar como en este libro, publicado por
primera vez en 1934, hay claras referencias a estos nuevos
desarrollos en la astrología.
Cita de Alice A. Bailey

“Oportunamente, los astrólogos tendrán que hacer
tres horóscopos o tres mapas natales: uno exclusivamente
físico, que trata del cuerpo natural; otro
principalmente emocional, que trata de la cualidad
de la personalidad y de su sensibilidad o percepción;
el tercero sería el gráfico de los impulsos y
condiciones mentales.
Se encontrará que estos tres mapas natales adoptarán
ciertas líneas geométricas y las líneas de
energía formarán diseños. Estos tres mapas superpuestos
darán el diagrama de la personalidad y de
la vida del individuo.
Al hacerlo, se tendrán mapas simbólicos y formas
lineales maravillosas, y surgirá de allí la geometría
del individuo, pues se hallará que cada línea actúa
en relación con otra línea, y serán evidentes las
tendencias de las energías de la vida. Hasta en este
sector del saber, finalmente brillará la estrella.
Esto constituirá una nueva rama de la psicología,
y a su debido tiempo se encontrará su verdadero
exponente para nuestra era. Indico las líneas de la
futura astrología sólo con el fin de proteger la
actual”. El tibetano.

Psicología astrológica
LIBRO :ASTROLOGÍA DE LA FIGURA DE ASPECTOS
Bruno y Louise Huber
Michael Alexander

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s